martes, 4 de junio de 2013

El amor...


Estoy enamorada, es algo que tengo muy claro desde hace un tiempo; cada mañana, cada noche, cada minuto podría asegurarlo sin dudarlo un segundo.

Tengo la suerte de poder vivir esto, mucha gente no puede y otra tanta no quiere. Y lo peor es que no saben lo fácil que es. Y bonito...

Llego a casa y tengo a esos cuerpazos esperándome nerviosos, saltando... Y no! No me quieren porque les doy comida (que también), me quieren porque somos una familia: jugamos, hablamos, nos cuidamos, nos protegemos. Eso es amor, no?

Vivir con ellos es lo mejor que he hecho en mi vida. Sentarme en el sofá y en diez segundos tener a Trasto encima, a Phoebe haciéndose hueco entre él y yo, a Ewok haciendo monerías cada vez que paso por su lado, a Yosi llorando porque llevo más de 5 segundos sin hacerle caso, a Ozzy compartiendo almohada conmigo, o yo con él... Y por muy malo que sea el día ellos te lo harán olvidar y te harán reír quieras o no. ¿No es eso amor?

Porque cambiaría mi vida por la suya cuando se ponen enfermos, cuando les duele algo, cuando sienten miedo...
Porque sus ojos, los ojos más bonitos del mundo, hablan por sí solos. No nos hace falta más que una mirada para entendernos, y en casa esto en mutuo. Ellos también me entienden.
Y una sola mirada mía en un mal día ha hecho que en un minuto tuviese a 7 gatos cuidándome.

Eso es amor. Y quién no lo sepa ver, se lo pierde.


4 comentarios:

  1. Sí, eso es amor, pero además del más bonito que hay, incondicional...

    ResponderEliminar
  2. Pues si tu lo has dicho eso es amor!!y del de verdad, sin palabras...

    ResponderEliminar